miércoles, 7 de marzo de 2012

No soy de Marte.


 Llega un momento en el que mi cerebro no soporta la presión. Miles de ideas, obsesiones y traumas se hacen lugar en esa asquerosa e increíble masa gris que tengo en el cráneo, dándome un horrible dolor de cabeza.
Sólo de dos maneras puedo deshacerme de esa presión, una es la música y la otra es la escritura. Es así que nace este blog: como un intento de aligerar un poco la carga de mi cerebro, y de adentrar, al que quiera leer lo aquí plasmado, en mi palacio mental que se construye día con día. 
Lo que verán en este blog, por tanto, será una parte parcial de todo lo que pasa por mi cabeza. Así que, ¡están advertidos! No me hago responsable de los traumas que podría generar la lectura de este blog.
Allons-y!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deje su comentario después del tono: Tiiiiiiiiiiiiiiiiiii